Logo LPL
Usuario Clave | Celular:+54 2323 613620| Fax (02323)432150 | NEXTEL ID: 655*118 | lapaginadelujan@hotmail.com
EL “MURMULLO” ES EL IMPUESTO QUE COBRA LA “ENVIDIA” AL “MÉRITO”
Noticias Bonaerenses : EL NUEVO DIRECTOR GENERAL DE CULTURA Y EDUCACIÓN BONAERENSE QUIERE JERARQUIZAR A LOS DOCENTES Y RECUPERAR EL ROL DE LA ESCUELA
26/12/2015 11:20:24


Alejandro Finocchiaro asumió una trascendente responsabilidad: es el nuevo director General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires. Abogado y educador, sabe que buena parte de la gestión provincial está atravesada por la intervención de las políticas educativas en las problemáticas sociales. Fue el anfitrión del primer encuentro del Consejo Federal de Educación que se realizó en la sede de la Gobernación en La Plata. (leer más)

El marco le permitió definir algunas de las directrices que van a marcar su tarea. Quiere “jerarquizar a los docentes” y “volver a poner a la Escuela en el centro de la escena”. En esta entrevista, el flamante titular de la cartera educativa explica cuál es el proyecto que pondrá en marcha para las escuelas bonaerenses.

Pregunta: Su primera tarea pública ya lo puso en el centro de la escena. La provincia de Buenos Aires fue sede del primer encuentro del Consejo Federal de Educación ¿cómo se sintió?

Alejandro Finocchiaro: Pertenezco al grupo de nuevos ministros y realmente es una gran alegría haber hecho la reunión del Consejo Federal de Educación en la capital de la provincia. Por eso agradecí al Ministerio de Educación nacional. Para nosotros realmente es un gran signo de federalismo que se comience a trasladar el Consejo Federal de Educación a las provincias.

P.: ¿Cuáles serán sus prioridades en materia educativa?

A.F.: Nosotros tenemos dos grandes misiones. Una es volver a poner a la Escuela en el centro de la escena y la otra, es jerarquizar a los docentes. Sin embargo, es importante que empecemos a tomar conciencia de que la provincia de Buenos Aires ha dejado de ser la hermana mayor rica del país. A nosotros nos es muy difícil decir que vamos a construir sobre lo construido, porque aquí lo que hemos encontrado es una carencia enorme de políticas educativas en los últimos años; no sé cuántas, pero sí hemos observado grandes carencias, es decir, necesitamos la ayuda de este Consejo, necesitamos de la ayuda de la Nación si queremos volver a poner en valor a la Escuela. Ya hemos hablado con el ministro (Esteban) Bullrich y él nos ha escuchado.

P.: ¿Cómo encontró la situación de las escuelas?

A.F.: Tenemos en este momento una ley mandada a las cámaras legislativas para declarar la emergencia en infraestructura en toda la provincia, pero estamos preocupados por la situación edilicia de las escuelas. Necesitamos que nuestros alumnos estudien en condiciones dignas, igual que en todo el país. Los invitaría a recorrer lugares en el territorio bonaerense que, les puedo asegurar, tienen un grado de pobreza y marginalidad igual al de muchas otras provincias. Estoy diciendo esto para romper ese mito de que Buenos Aires es la más rica.

P.: ¿Cuál es el rol de los docentes?

A.F.: Necesitamos volver a jerarquizar a nuestros docentes, en lo salarial por supuesto, sabiendo que las arcas están vacías y que vamos a hacer el esfuerzo más grande, con la mayor imaginación y sabiendo que dentro de la negociación no descartamos ningún tipo de hipótesis para poder asegurar y garantizar que comiencen las clases. Por eso, respecto a los temas que estábamos hablando, tenemos una escuela del siglo XIX con docentes del siglo XX pero con alumnos del siglo XXI. Tenemos que valorar muchísimo a nuestros docentes, terminar con ese mito de que los maestros son vagos. Tenemos docentes ejemplares. No debemos generalizar, que puede haber algunos que no lo sean, sí, como en cualquier lado y profesión. Tenemos docentes que dan clases en condiciones tremendas, tenemos una escuela exigida. Necesitamos que la escuela vuelva a ocupar su lugar.

P.: ¿Y a su criterio cuál es el lugar de la Escuela?

A.F.: Debatamos cuál es el lugar. La Escuela no es un lugar para ir a comer, no es un lugar para tratar la violencia, la Escuela no es un lugar para dar seguridad, la Escuela no es un lugar para psicoanalizar. La Escuela es un lugar donde se trasmiten conocimientos, donde se generan conocimientos y donde educamos en valores. Tenemos que tener una Escuela donde la directora deje de mirar la fecha de vencimiento del yogurt para ocuparse de planificar junto a sus equipos. Como gran desafío tenemos que mover un poco las currículas, porque hay falencias que hay que resolver como la comprensión lectora porque hay chicos que no entienden los textos y en este siglo XXI no puede suceder que salgan chicos de la escuela primaria sin leer de corrido.

P.: ¿Hay que fortalecer la educación inicial?

A.F.: Nosotros sabemos que mientras más temprana es la escolarización, mejor le va a ir a los chicos en la escuela. Entonces, también tenemos que ver las currículas de la primaria. Tenemos que evaluar y crear un Instituto de Evaluaciones acá en la provincia y queremos saber en todas aquellas cosas que nos estamos equivocando.

P.: ¿Van a estar atentos, entonces, a las demandas sociales dentro de la escuela?

A.F.: Queremos aprender de ello, ni para estigmatizar ni para actuar de forma punitiva. Necesitamos un diagnóstico para mejorar y tenemos que evaluar todo: docentes, directivos, alumnos, infraestructura, políticas educativas y a nosotros, los funcionarios, porque también nos equivocamos y tenemos que saber en dónde.

P.: La gobernadora María Eugenia Vidal sostiene que la Educación será una prioridad de su administración. Es un gran desafío…

A.F.: Tengo la más firme convicción que nuestro país va a desarrollarse cada vez mejor. Y creo que, nosotros como ministros de Educación, no tenemos la posibilidad, sino el deber de soñar que la Educación pública, gratuita y laica vuelva a constituirse en el factor de movilidad social que hizo grande a este país en algún momento y que nosotros conocimos, por lo menos yo que tengo 48 años y lo aproveché. Necesitamos que la idea de progreso indefinido vuelva a estar en el universo simbólico de todos los chicos, no sólo en los que tienen más, sino de todos. Necesitamos que esos chicos sueñen con llegar a la universidad, con ser músicos, artistas o lo que ellos quieran ser, y que ni su clase social ni el lugar geográfico de su nacimiento se lo impida. Los antiguos latinos decían Ad astra per aspera, que significa “A las estrellas, a pesar de las dificultades”. A las estrellas no se puede llegar, pero cuando este país encuentre las etapas de desarrollo que nos merecemos, no nos encuentre sin haber soñado, que no nos encuentre discutiendo la humedad en el entretecho de las escuelas, sino pensando una Escuela que, aunque no llegue hasta las estrellas, al menos nos permita que todos juntos podamos recorrer una parte del camino.

La Pagina de Lujan no se responsabiliza por los comentarios emitidos. Los cuales son responsabilidad exclusiva de los usuarios.

Envió Hilo
Visitantes 5188957751889577518895775188957751889577518895775188957751889577